Browse Month

febrero 2016

Los préstamos rápidos sentados en el banquillo del tribunal Supremo

Una Sentencia de la Sala Civil del Tribunal Supremo ha hecho tambalear a los microcréditos online y a muchas de las empresas especializadas en la concesión de créditos rápidos que se anuncia en televisión.

tribunal supremo

La razón por la que han “sentado a los prestamos online en el banquillo de los acusados” es la reclamación de un consumidor que ha pensado que ya estaba bien. Los hechos que ha provocado tal juicio son los siguientes:

  1. En 2001 el Sr. Mateo contrato con el banco Sygma un “préstamo personal resolving”, siendo el interés aplicable del 24,6 TAE y un interés de demora de 4,5 puntos.
  2. Al poco tiempo, se le empezó a cargar la cuota, los intereses, comisiones por emisión y disposición, prima de seguro.
  3. Ante tal situación el Sr. Mateo no puede hacer frente a los pagos y el en 2011 el banco presento una reclamación de 12.269 euros ante el juzgado de primera instancia, que estimo favorable par el banco.
  4. El cliente recurre a la Audiencia provincial que confirma la sentencia de primera instancia
  5. Pero este consumidor, sigue pensando que es abusivo lo que le quieren cobrar y acude al Tribunal Supremo, el cual falla a su favor apoyándose jurídicamente en la ley contra la usura de 1908.

 

contra la usura dinero gratis

El tribunal no ha aceptado como razón suficiente para aplicar estos “moderados honorarios” la razón esgrimida por la empresa acusada: “el riego derivado del alto nivel de impagos”

La norma aplicada por el alto tribunal ha sido la ley de la represión de la usura de 1908 en su apartado: “será nulo todo contrato de préstamo en que se duplique un interés notablemente superior al normal del dinero”

Sin entrar en valoraciones jurídicas es “sorprendente” que algo que se publicita como un verdadero chollo para conseguir dinero urgente, luego se pueda ver en sus propias páginas web el tipo de intereses que cobran: hasta un 3.700% para una mísera solicitud de 250 euros.

Eso sí las empresas crediticias no lo llaman intereses, lo llaman “honorarios” (deben creer que eso les queda más fino y más señorial”

¿Y yo me pregunto quién es el valiente que se va a atrever a no devolverles el dinero prestado incluso a costa de dejar de comer? Porque, no sé si lo sabes, pero la mayor parte de estas entidades como no les devuelvas el dinero van a por ti “a saco”, con todas las medidas legales a su alcance: llamadas reiterativas, denuncias en juzgado, te inscriben en listados de morosos (ASNEF)  y si te pasa ésto último “date por jodido”  porque nadie te va a vender nada a plazos ni te va a prestar ningún banco hasta que salgas de ese listado, y te aseguro que el conseguir salir de ese tipo de registros te va a costar mucho.

Pero si así y todo necesitas una pequeña cantidad de dinero de forma urgente, te puedes aprovechar de las ofertas que lanzan de microcréditos  gratis para el primer crédito solicitado que pides, dónde no te cobran sus famosos honorarios, pero olvídate de pedir a la misma compañía un segundo crédito porque entonces sí que te “clavan” los intereses.